ComeuntoChrist.org Global

¿En qué consiste la expiación de Jesucristo? ¿Por qué era necesario que Jesucristo sacrificara Su vida?

Respuesta oficial

Es imposible expresar con palabras todo lo que significa la Expiación, que es el acontecimiento más importante y trascendente de la historia del mundo. Mediante Su sufrimiento en el Jardín de Getsemaní y en la cruz, el Salvador expió por nuestros pecados. ¡Éstas son buenas nuevas para todas las personas!

No podemos comprender completamente la forma en que Jesús sufrió por nuestro pecados. Sin embargo, sabemos que en el Jardín de Getsemaní, el peso de nuestros pecados hizo que Él sintiera una agonía tal que sangró por cada uno de sus poros (Doctrina y Convenios 19:16–18).

Luego, al colgar de la cruz, Jesús nuevamente sintió el peso de nuestros pecados mientras sufría voluntariamente una dolorosa muerte, mediante uno de los métodos más crueles jamás conocidos. En el libro titulado Jesús el Cristo, en la pág. 695 leemos: “Parece que además de los espantosos sufrimientos consiguientes a la crucifixión, se había repetido de nuevo la agonía del Getsemaní, intensificada más de lo que el poder humano podía soportar. En esa hora más crítica, el Cristo agonizante se hallaba a solas, solo en la más terrible realidad”.

El Salvador nos dice:

“Porque he aquí, yo… he padecido estas cosas por todos, para que no padezcan… así como yo” (Doctrina y Convenios 19:16-17 )

Jesucristo hizo lo que sólo Él podía hacer al expiar por nuestros pecados. Para lograr que Su expiación sea plenamente eficaz en nuestra vida personal, debemos tener fe en Cristo, arrepentirnos de nuestros pecados, ser bautizados y confirmados por alguien que tenga la autoridad, recibir el don del Espíritu Santo, obedecer los mandamientos de Dios, recibir las sagradas ordenanzas y esforzarnos por llegar a ser como Él. Al hacer todas estas cosas, mediante Su expiación, podremos regresar a vivir con Él y con nuestro Padre Celestial para siempre.